CÓD.S16-19 ONLINE

El movimiento del capitalismo contemporáneo y exterminio de la razón moviente que estructura la Dehesa

  1. Introducción

La Dehesa es una autentica “paisaje cultural” (Carrión Gútiez, 2015). Un ecosistema que enuncia el equilibrio ejemplar de la relación establecida entre el ser humano y la naturaleza. No obstante, pensándola como un organismo vivo que resulta de un proceso histórico material singular, hay que considerar los diferentes determinantes se cruzan para constituirla en una totalidad de formada elementos diversos (Kosík ,1967; Marx, 1982). Ella debe ser analizada a partir de un planteamiento complejo, en un esfuerzo profundo para dimensionar adecuadamente su importancia y los desafíos que enfrenta.

La dehesa es un biosistema dinámico, que sigue metamorfoseándose en el tiempo y en el espacio, siendo capaz sostener, en cierta medida, sus extractos fundamentales. Ella es producto directo de la acción humana; está estructurada y es estructurante de una sociabilidad singular que remete a una determinada cultura.

Ecosistema rico, la dehesa proviene de una idiosincrasia propria de un tipo de trabajo humano. Es la materialización de la acción de personas construyen, y que son construidas, cuando interactúan con ella.

  1. Objetivo

El objetivo de este trabajo es estudiar el impacto que la estructura y supraestructura (Marx, 1982; Marx, 2004), capitalista generan en las áreas de dehesa y como eso afecta la relación entre el social y el natural.  Pretendo, a partir del materialismo histórico y dialectico, analizar los “conflictos socioambientales” que inviabilizan la relación centenaria, responsable por crear las condiciones necesarias para existencia de la propria Dehesa, y consecuentemente, la comunidad que se ha fundido a ella.

  1. Discusión

La dehesa es un organismo vivo en constante trasformación, que adapta, integra y asimila “modificaciones territoriales importantes, siempre y cuando estas modificaciones no sean bruscas, violentas, demasiado rápidas ni demasiado impactantes” (Ruiz 2014: 159). Un espacio sociohistórico complejo y multifuncional que debe ser productivo dentro de un marco específico para garantizar su conservación (Gaspar, Escribano y Mesias 2016).

Así como el sobrepastoreo impide la regeneración natural del arbolado, el infra pastoreo altera considerablemente las condiciones necesarias para el desarrollo controlado de las plantas en este ecosistema (Manzano y Moreiro 2019). Debemos considerar que:

“la incapacidad para saber actuar sobre el paisaje sin destruirlo, sin romper su carácter esencial, sin eliminar aquellos aspectos que le confieren continuidad histórica, es uno de los dramas de nuestra civilización. Excepto contadas excepciones, no se sabe alterar, modificar, intervenir sin destruir. Y cuando se destruye un paisaje, se destruye la identidad de aquel lugar (Ruiz 2014: 159).

  1. Conclusión

El modo de producción capitalista corroe la estructura constituyente de la dehesa en la medida que desestabiliza el tejido social necesario para su manutención. La relación de poder establecida entre el rural y el urbano en la contemporaneidad desarticula la cadena de determinantes cruzados que sostienen y viabilizan razón moviente que la mantiene viva.

Palabras clave

dehesa determinantes Estructura Movimiento Trabajo

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Lucas Dos Reis Silva

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 8 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Patricia Marisel Arrueta

      Comentó el 14/12/2021 a las 21:06:05

      Lucas, un gusto.
      Para conocer un poquito mas de tu análisis, y en relación a tus experiencias de casos ¿Cuáles elementos de la superestructura son los mas afectados y visibles? y, bajo esta lógica dialéctica, con la mercantilización del entorno ecológico ¿la Dehesa, pasa a ser subsumida por ella en términos de urbanidad?, ¿que fuerzas contrarias se presentan en el territorio en cuestión?

      Te agradezco y envío mi saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Lucas Dos Reis Silva

        Comentó el 17/12/2021 a las 18:20:05

        Estimada Patricia, gracias por tu pregunta y perdón por tardar en contestar.
        ¿Cuáles elementos de la superestructura son los más afectados y visibles?
        Las ideas de estagnación para quien se queda y retroceso para quien ya se ha ido, están relacionadas con aspectos simbólicos que permean los imaginarios de personas construyen la realidad. Hay todo un aparato simbólico que retroalimenta la estructura material que promueve el caos.

        ¿Bajo esta lógica dialéctica, con la mercantilización del entorno ecológico ¿la Dehesa, pasa a ser subsumida por ella en términos de urbanidad?
        Hay una falsa ilusión de que la llegada del mercado genera el tal “progreso” y sostiene la vida social en estas comunidades. Es obvio que inversiones privadas tienden a genera puestos de trabajo en un primero momento. No obstante, la exploración del capital natural y humano bajo primicias del proprio sistema que empobrece el campo, es una forma coloreada de alimentar la dependencia y anular un camino autónomo. La dehesa no tiene, debido a sus aspectos estructurantes, condiciones sostenerse bajo la primicia del mercado.

        ¿qué fuerzas contrarias se presentan en el territorio en cuestión?
        El mercado y el Estado. Cómplices de un fenómeno migratorio y predatorio fabricado por un sistema económico y político comprometido con el acumulo de capital.

        Gracias por tu pregunta y un abrazo!

        Responder

    • profile avatar

      Emiliano Dreon

      Comentó el 14/12/2021 a las 11:29:58

      Estimado Lucas, muy oportuna su presentación dada la vigencia de la cuestión frente a la denominada nueva ruralidad.
      En concreto, ¿cuáles han sido, desde su perspectiva, las principales transformaciones y continuidades del capitalismo agrario?
      Muchas gracias,

      Responder

      • profile avatar

        Lucas Dos Reis Silva

        Comentó el 17/12/2021 a las 17:58:33

        ¡Muchas gracias por tu comentario!
        Creo que hay panorama mínimamente satisfactorio para las comunidades situadas en la dehesa dentro de una lógica de mercado.
        El capitalismo, con participación directa del Estado burgués, fabricó el desequilibrio en esta relación de fuerzas (campo X ciudad). El capitalismo agrario defiende los intereses del proprio capitalismo agrario y por ello no tiene pudor en minar cualquier resistencia social y cultural que comprometa sus intereses. La trasformación que él ofrece es una mayor dependencia económica y desesperanza de una alternativa emancipatoria.
        ¡Un cordial saludo!

        Responder

    • profile avatar

      María de las Mercedes delgado Pérez

      Comentó el 13/12/2021 a las 15:03:10

      Muchísimas gracias por su ponencia, y enhorabuena. Mi pregunta es: ¿cuáles considera Ud. que son los motivos principales que afectan más negativamente a las dehesas hoy en día? Gracias y un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Lucas Dos Reis Silva

        Comentó el 17/12/2021 a las 17:49:29

        Estimada María,
        Creo que, por ser ecosistema estrictamente relacionado con una cultura laboral, el mayor problema de la dehesa hoy en día, es la desaparición de gente joven. Sin ellos no hay producción de riqueza y eso genera pobreza, lo que, a su vez, promueve más éxodo. La migración es consecuencia y causa del vaciamiento (aún que no sea el único problema).

        ¡Un cordial saludo!

        Responder

    • profile avatar

      Raúl Carbajal López

      Comentó el 13/12/2021 a las 14:27:58

      Estimado Lucas,
      Enhorabuena por tu ponencia y tu mensaje.
      ¿Crees por tanto que ser cooperativista y huir del individualismo puede ser un paso previo a lograr una sociedad más justa, solidaria, inclusiva y moderna?
      Muchas gracias.
      Un abrazo desde la Asturias rural.

      Responder

      • profile avatar

        Lucas Dos Reis Silva

        Comentó el 17/12/2021 a las 17:41:08

        Estimado Raul, gracias por tu comentario y perdón por tardar en contestar, estaba de viaje.
        Estoy convencido, que dada la estructura sistémica que inviabiliza una independencia real del campo, la mejor alternativa para las comunidades rurales superar la desertificación, es promover una lógica solidaria de producción y redistribución de la riqueza proveniente del trabajo.

        Las cooperativas, pensadas y estructuradas políticamente, son sin duda una forma eficiente de promoción de una “sociedad más justa, solidaria, inclusiva”.

        ¡Un cordial saludo!

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.